vomito-sangre

¿Por qué es tan alto el porcentaje de mujeres con nauseas?

Se ha visto que tener nauseas es algo bueno, estudios mencionan que las mujeres que padecieron nauseas en su embarazo tienen menor riesgo de perder al bebé, esto en mujeres de 30 años o mayores.

¿Por qué dan nauseas en el embarazo?

No se sabe el origen real de las nauseas, parece ser que las nauseas son provocados por una hormona que aumenta durante el embarazo, llamada Hormona Gonadotropina Coriónica (En tus estudios de confirmación de embarazo seguramente la habrás visto como hCG.) Sin embargo la información con la que cuenta la ciencia por el momento no es 100% clara.
También podría estar influenciada por el aumento de estrógenos, estrés y cansancio que son síntomas que comúnmente aparecen por el embarazo, así como antecedentes de un estómago sensible.

¿Entonces, debo preocuparme si no tengo nauseas?

No, es normal, algunas mujeres tienen menos sensibilidad al aumento de las hormonas así que no debes preocuparte.

¿Cuándo empiezan las nauseas?

En promedio las nauseas pueden empezar entre la semana 4 y 8 del embarazo y deben ir cediendo entre la semana 13 y 14, como ves no es tanto tiempo. Algunas mujeres se han referido a las nauseas como náuseas matutinas, sin embargo se ha visto que hay mayor posibilidad de tener náuseas en cualquier momento del día, no solo por las mañanas.

¿Quiénes son más propensas a nauseas?

– Mujeres con historial de náuseas en embarazos previos.
– Mujeres con historial de náuseas con uso de anticonceptivos.
– Mujeres que se marean fácilmente en el auto o juegos mecánicos.
– Mujeres con un IMC >30 (de obesidad).
– Embarazo múltiple (gemelos o trillizos)
– Estrés
– El primer embarazo

¿Qué puedo hacer para evitarlas?

Existen varios remedios caseros que puedes procurar una vez hayas recibido la noticia que serás mamá. La mayoría son lógicos:

  • Procura estar en lugares ventilados o con un ventilador, carga contigo siempre un abanico.

  • Evita alimentos o aromas que te desencadenen las náuseas.

  • Si tus nauseas son matutinas, por las noches, coloca un par de galletas saladas junto a tu buró, de esta forma al despertar tendrás un poco de energía y no te sentirás tan mal.

  • Levántate lentamente de tu cama.

  • Bebe agua simple entre comidas, evita comer y beber al mismo tiempo.

  • Come alimentos “secos” como arroz integral, pan tostado, verduras al vapor, en lugar de aderezos cremosos o comida muy densa o grasosa.

  • Descansa, cada vez que te sientas abrumada o cansada, respira y recuéstate.

  • Chupa hielo, la sensación de frío parece calmar las nauseas.

  • Bebe agua con limón o jengibre, a algunas mujeres les ha funcionado, no se ha comprobado su beneficio de forma científica, pero no pierdes nada.

  • El exceso de hierro puede ocasionar náuseas si estás tomando vitaminas prenatales platícalo con tu médico.

  • La suplementación con vitamina B6 se ha comprobado beneficiosa en la reducción de nauseas.

  • ¿Has hecho de todo y aún tienes nauseas?

La nausea y vómito pueden continuar aún si sigues las recomendaciones anteriores, es posible que tu ginecólogo te recete antieméticos de uso seguro para el embarazo.

¿Cuándo es considerado anormal?

Está al pendiente de tu cuerpo:

  • Si el color de tu orina es muy oscuro.

  • Si todo lo que comes o bebes lo vomitas y no has podido comer nada o tomar nada en 24 horas.

  • Sensación de cansancio, fatiga o mareo cuando te levantas o te sientas.

  • Dolor abdominal

  • Temperatura corporal alta.

  • Vomitas sangre

Existen dos condiciones extremas y raras, en las que la nausea y el vómito no ceden y deberás contactar a tu médico. Éstas son:

  1. Hiperemesis gravídica: es cuando la nausea siempre va acompañada de vómito difícil de contener y controlar. Sucede durante mucho tiempo y a cualquier hora del día, lo que ocasiona que la madre evite alimentarse por miedo a vomitar o si se alimenta al poco tiempo vomita. El efecto de este padecimiento es que no se pueden absorber nutrimentos ni líquido correctamente, poniendo en riesgo a la madre y al bebé. Llega a ser tan severo que el tratamiento requiere hospitalización.

  2. Embarazo molar: ocurre cuando hay un desarrollo anormal celular de tejidos del feto.

  3. Infección de vías urinarias: pueden llegar a ocasionar nauseas o vómito y pasarse a riñones. Es importante tratarla a tiempo. Bebe agua simple constantemente y revisa tu orina. Si en 24 horas continúas con vómito o dolor contacta a tu médico.

Biblografía:
Beckmann, C., Ling, F. W., Barzanksy, B. M., Herbert, W., Laube, D. W., & Smith, R. P., Obstetrics and Gynecology (6th ed.). Baltimore, MD: Lippincott Williams & Wilkins.
Clinic, Mayo, Guide To A Healthy Pregnancy. New York, NY: HarperCollins Publishers Inc.