large7

Un entrenamiento moderado e individualizado, como Fit Mommy, mejora la salud de la mamá y tiene un efecto positivo en su bienestar. Como has podido leer en nuestra página (y seguramente en otras también), el ejercicio tiene muchos beneficios, entre ellos:

  1. Mejora la condición física general (más resistencia, menos cansancio).

  2. Disminuye niveles de colesterol y triglicéridos.

  3. Aumenta la respuesta de la insulina, (previene la diabetes gestacional).

  4. Da una sensación de una mejor relación con tu bebé.

  5. Previene la depresión postparto.

  6. Ayuda a recuperar tu peso previo al embarazo.

En resumen, el ejercicio es muy bueno.

Por otro lado, tenemos la lactancia materna, una actividad que no solamente formará un lazo muy fuerte entre los dos. La leche materna es el alimento por excelencia para todo bebé, tiene una cantidad apropiada de hidratos de carbono, proteínas y grasas, muchas vitaminas, minerales y omegas. La leche materna, no solo es el mejor alimento por su calidad nutricional, sino que tiene biocomponentes como factores inmunológicos que lo protegen de enfermedades, enzimas digestivas que lo ayudan a absorber mejor los nutrimentos (pues su sistema digestivo aún no termina de desarrollarse), agentes antimicrobianos y antibióticos (contra los hongos) que lo mantendrán protegido los primeros meses de vida.

Asimismo, la producción de leche y amamantar produce un gasto energético de alrededor de 500 calorías al día, así que amamantar es una de las mejores actividades para recuperar tu peso previo al embarazo.

Como puedes ver, la lactancia materna es lo mejor.

breastfeeding-1570695_1920

¿Qué pasa si combinamos estas dos increíbles actividades?

Existen muchos mitos alrededor del ejercicio y la lactancia materna, pero como eres una Fit Mommy, queremos mantenerte bien informada.

Mito #1: El ejercicio afecta la producción de leche y su contenido.

Falso. Existen estudios que comprueban que no existe diferencia en la cantidad de leche producida así como en la composición nutrimental de la leche, por lo mismo tu bebé crecerá correctamente. De hecho, algunos estudios muestran un ligero aumento en producción de leche en mamás que se ejercitan regularmente.

Mito #2 El ejercicio afecta los agentes inmunológicos de la leche.

Falso. No existen tantos estudios como nos gustaría para poder comprobarlo. Sin embargo, los estudios existentes comprueban que no existe diferencia entre la cantidad de factores inmunológicos en el contenido de la leche en mamás que realizan ejercicio moderado. Mamás que realizan ejercicio intenso disminuyen los niveles de una inmunoglobulina (IgA) en su leche pero a corto plazo (durante 10 a 30 minutos después del entranamiento), posteriormente vuelve a la normalidad así que es muy probable que no afecte significativamente.

Mito #3 El ácido láctico aumenta en la leche materna en mujeres que se ejercitan.

Falso. Diversos estudios científicos no han podido comprobar  un aumento significativo en el ácido láctico después de un entrenamiento de intensidad moderada. El ácido láctico aumenta ligeramente en mujeres que se ejercitan a una intensidad elevada, casi hasta el agotamiento. Este aumento de ácido láctico en la leche materna dura alrededor de 90 minutos después de realizar la actividad y podría llegar a alterar el sabor y por lo tanto en algunos casos, su aceptación.

Mito #4 El sabor de la leche cambia por el ácido láctico después de entrenar.

Falso. La mayoría de los estudios no muestran diferencia de aceptación de la leche incluso en mamás que se ejercitan en intensidades elevadas.

Hubo un estudio hace varios años (1992) en el que la reacción de varios bebés ante la leche materna tras un entrenamiento de alta intensidad fue de rechazo, sin embargo el estudio no se considera importante pues la leche se les dio a los bebés con goteros, algo totalmente desconocido para ellos. Las mamás de los bebés dijeron que no existía rechazo si se amamanta. Estudios más recientes justo comprueban que no existen cambios en la aceptación del seno, ni siquiera en mamás que se ejercitan de forma exhaustiva.

La recomendación sería, que si vas a realizar actividad física intensa, después de ejercitarte limpies tus senos (que podrían tener un sabor salado por el sudor) e intentes amamantarlo. Si has notado que tu bebé rechaza la leche después de entrenar; amamanta a tu bebé previo al entrenamiento, y ten algunos biberones refrigerados con tu leche para poder alimentarlo en ese periodo de tiempo posterior a tu entrenamiento.

Recomendaciones para amamantar y hacer ejercicio.exercise-1581583_1920

  1. Amamanta antes de hacer ejercicio, evitas dolor por exceso de peso y también escurrimiento de leche.

  2. Usa top deportivo, asegúrate que sea la talla adecuada. Si notas que aún así tienes incomodidad para saltar o correr, usa top doble o venda tus senos.

  3. Limpia tus senos después de hacer ejercicio, el sudor y los minerales combinados con algún escurrimiento de leche pueden ser un foco infeccioso para ti y tu bebé.

  4. Es posible que los ejercicios de pesas en brazos tapen algunos conductos mamarios y sientas tus senos muy congestionados, de ser así deja estos ejercicios o reduce el peso hasta que se desinflamen.

  5. El ejercicio deshidrata, y la producción de leche requiere de agua, siempre antes de hacer ejercicio hidrátate, bebe agua al menos cada 15 minutos durante tu entrenamiento y al finalizar el mismo.

Referencias:

  • Lovelady CA, Lonnerdal B, Dewey KG. Lactation performance of exercising women.Am J Clin Nutr. 1990 Jul;52(1):103-9.

  • Daley AJ, et al. Maternal Exercise and Growth in Breastfed Infants: A Meta-Analysis of Randomised Controlled Trials.

  • Pediatrics 2012. doi: 10.1542/peds.2011-2485. Published online June 18, 2012.

  • Lovelady CA, Garner KE, Moreno KL, Williams JP. The effect of weight loss in overweight, lactating women on the growth of their infants. N Engl J Med. 2000 Feb 17;342(7):449-53.

  • Lovelady CA, Nommsen-Rivers LA, McCrory MA, Dewey KG. Effects of exercise on plasma lipids and metabolism of lactating women. Med Sci Sports Exerc. 1995 Jan;27(1):22-8.