mujer_bebe-1200x800La infertilidad es un tema que se presta para muchas interpretaciones y creencias falsas, mientras que la falta de información puede llevar a los padres a hacer cosas innecesarias o que incluso perjudiquen sus probabilidades de concebir.

Para comenzar a informarte, debes saber que la Organización Mundial de la Salud define la infertilidad como “una enfermedad del sistema reproductivo caracterizada por la imposibilidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más de relaciones sexuales frecuentes y sin protección.” Por lo que si llevas menos tiempo intentándolo sin éxito no necesariamente hay problemas de infertilidad en ti o tu pareja.

A continuación, te presentamos una lista de los mitos y rumores más comunes alrededor de este tema.

1.- La nutrición es importante en el embarazo, pero no influye en la fertilidad.

Falso. Se ha visto que las mujeres con obesidad (Indice de Masa Corporal igual o mayor a 30) tienen más dificultades para embarazarse, por lo que un estilo de vida saludable que incluye una buena nutrición y peso correcto influyen en la posibilidad de concebir. En este momento comenzar con ciertos suplementos de vitaminas, minerales, ácidos grasos, etc. también es conveniente. Recuerda que esta prescripción debe ser personalizada y aprobada por un profesional de la salud.

2.- La mayoría de las personas se embaraza muy fácilmente

caucasian-84418_1920Falso. Si tienes problemas para embarazarte no pienses que eres la única, ni mucho menos que tienes un problema sin solución. La realidad es que de un 15% a 20% de las parejas presentan dificultad para embarazarse, además que la probabilidad de embarazo por cada ciclo menstrual es únicamente del 20%. Sin embargo, recuerda acudir con algún profesional de la salud si tienes dudas, crees que algo en tu cuerpo no anda bien, o quieres realizarte pruebas.

3.-La infertilidad es un problema de la mujer

Falso: Uno de los peores mitos, ya que en un 40% de los casos la infertilidad es por algo relacionado con el hombre. Un 15% de las parejas que presentan infertilidad es por causas no conocidas (en donde ni la mujer ni el hombre parecen presentar ningún problema.)

4.- Ya tener hijos significa que no hay problemas de fertilidad

Falso. El hecho de haber logrado un embarazo exitoso en el pasado no significa que tiempo después el cuerpo de cualquiera de los dos siga estando en condiciones de procrear. En los hombres, la concentración de espermas en el semen disminuye considerablemente después de los 40 años. Las mujeres que continúan en edad fértil deben evaluar si al intentar un segundo embarazo tienen problemas de exceso de peso, estrés y emociones, enfermedades crónicas, enfermedades hormonales, etc.

5.- Fumo, pero no tengo que dejarlo hasta que me embarace

Falso. Como ya hemos visto, el estilo de vida completo influye en todos los aspectos de tu cuerpo, incluyendo la capacidad de embarazarse. Se ha visto que 13% de los diagnósticos de infertilidad en mujeres se deben a factores de tabaquismo. Incluso con una cantidad de 5 cigarros al día se relaciona con menores tasas de fertilidad en mujeres, y también en hombres.
Además, hay un efecto sinérgico con el alcohol, por lo que si combinas ambas sustancias de forma habitual podrían estar afectando de manera importante tu capacidad reproductiva.

6.- Los hombres no necesitan suplementos antes del embarazo

Falso. Los hombres son seres humanos y todo lo que consuman (o no) se refleja en su salud general y reproductiva. Los hombres necesitan suficientes cantidades de nutrimentos como zinc, coenzima Q10, antioxivitamins-26622_1280dantes y proteínas para que la cantidad, calidad y concentración espermática sea la óptima para la concepción. Un suplemento prescrito por un profesional de la salud podría ser de gran ayuda para que la pareja logre un embarazo.

7.- Tener más sexo aumenta las probabilidades de embarazo

No necesariamente. Se sabe que tener sexo todos los días sólo aumenta ligeramente la posibilidad de embarazo comparado con tener sexo cada tercer día, según un estudio en la revista New England Journal of Medicine. Además, la concentración de esperma es independiente a este factor y no aumenta durante el sexo diario. En términos generales se recomienda tener sexo 1 o 2 veces durante la ovulación.

8.-No importa si consumo cafeína

Falso. Puede que importe, pero realmente los estudios más concluyentes son en animales, en donde se demuestra que consumir cafeína disminuye el movimiento muscular de las trompas de Falopio que empujan el óvulo al útero para que se implante.
Esto podría explicar porque las mujeres que son consumidoras frecuentes de cafeína suelen tener más dificultades para embarazarse. En esta situación sólo se han visto efectos negativos en mujeres y no en hombres. Se sabe que el rango seguro es de 300mg al día o menos en mujeres, que equivale a 2 tazas de bebidas con cafeína al día, pero lo cierto es que el efecto de la cafeína, en todos los niveles, es considerablemente diferente en todos los seres humanos. Por lo tanto, es posible que afecte a unas mujeres y a otras no.

Recuerdcoffee-1611779_1280a que no sólo el café tiene cafeína, también el té verde, té negro, té rojo, té blanco, chocolate, refrescos de cola, bebidas energéticas, etc. son fuentes de cafeína.

Si tienes cualquier otra duda sobre factores de tu estilo de vida que pudieran intervenir en la fertilidad no dudes en acercarte a los expertos en salud.